ENOTURISMO

La Terra Alta, como la Garnacha que arraiga en tierras calizas y crece con el sol del Mediterráneo.

Una zona privilejada para obtener una uva sana, maduro y gran carácter, con una viticultura de gran tradición y respetuosa con el medio ambiente, que provoca en su vino una identidad propia.